Make your own free website on Tripod.com

DATOS | ESTADISTICAS | SOCIO | NOTAS | FOTOS | NOTICIAS

Algunas Notas

Aimar x Aimar: Pablo se refiere a si mismo.

"Me gustaría tener el enganche de Ortega y la pegada de Gallardo", dijo en enero del 99. Tiene cosas de los dos. Como ellos, se luce en River. Como ellos, festeja en River. Como ellos, es feliz. Como ellos también hace feliz a todo River.

APODO. Es el Payaso porque divierte y se divierte. Por esa razón es que Clarín le puso ese apodo durante el verano del 97: la rompió en el Sudamericano Sub 20 de Chile. "No me digas más Payaso. Me arrepiento de haber aceptado disfrazarme", le repite aún hoy al periodista que lo bautizó. MUNDIAL. "Prefiero perder en un equipo con amigos que ganar con indeseables", declaró en enero de este año. Con su amigo Esteban Cambiasso, en un equipo de amigos, ganó la Copa del Mundo en Malasia 97. ESTILO. "Me divierto cuando tiro un caño, hago un gol y el equipo gana", dijo en febrero del 97. Es todo lo que engloba el festejo del segundo gol de Argentina a Inglaterra, golazo suyo en el Mundial Sub 20 de Malasia.

 

No tan pibe: Pablo Aimar demostró ante Gremio que no sólo está consolidando su talento sino que tiene aguante. (17 de Octubre de 1998 - Cuando comenzaba a ser titular)

Encima los exámenes físicos lo pintan como un Robocop en envase chico. Pablo César Aimar nació en la madrugada del 3 de noviembre de 1979, en Río Cuarto, Córdoba, en una humilde sala de parto de la Clínica del Sud. Pesó 3.400 kilogramos. Se iba a llamar Juan Pablo (como el colombiano Angel o Sorín), pero sus padres prefirieron ponerle César, en homenaje al Flaco Menotti. A menos de un mes de su cumpleaños número 19, Pablito está dejando de ser Pablito... El mismo sabe que cada vez más juega como un adulto y le pegan como a un grande: no viaja a Jujuy porque está con una pubialgia, y por golpes desde la cintura hasta la punta del talón, rastros del partido con Gremio. Pero sigue sintiéndose un pibe y confía con timidez:

"Yo juego tranquilo, y con responsabilidad, porque mis compañeros me quitan las presiones. Por ahí siento que a Marcelo (Gallardo), a los delanteros y a mí, a veces nos pegan bastante. Pero bueno, en mi caso, me va a servir para tocar un poco más rápido".

Payito (a su padre Ricardo le decían Payo) se define como un fanático de Joaquín Sabina, es compinche de Santiago Solari a la hora de aprender computación, y se deleita leyendo a Gabriel García Márquez. En el futuro, si le da el tiempo, le encantaría estudiar Ciencias Económicas. Por ahora, mata el tiempo haciendo goles en el histórico Monumental.

"¿El gol que le hice al Gremio? Me puse muy contento. Como cualquiera que haga un gol en esta cancha, con la gente que había y con la importancia que tenía para nosotros en el partido. Creo que es muy bueno. Yo me sentí muy bien".

Para Ramón Díaz, el Cai "ya es el mejor jugador del fútbol argentino". A Enzo Francescoli, con quien nunca alcanzó a jugar oficialmente, el cordobés siempre le resultó "un jugador bárbaro, con un futuro enorme". Pero quizás la opinión más sentida, y sincera, nació del cariño que le tiene el Muñeco Gallardo, con quien, a pesar de las pocas veces que pudieron juntarse en el Apertura y en la Mercosur, conforma una dupla temible:

"Con Pablito podemos complementarnos bien y tratar de darle buen fútbol al hincha de River. El tiene un talento enorme y por eso lo castigan, le pegan mucho. Muchas veces no se lo protege. ¿Cómo se evita? Ahora él se está dando cuenta de que debe desprenderse un poquito más rápido de la pelota. Hay que cuidarlo más".

Y el Pelado se adhiere: "Lo que pasó con Pablo debería ser un ejemplo para los árbitros. Porque se está castigando a jugadores con mucho talento, con mucho juego, y al que le gusta al fútbol le molesta. Yo me pongo muy mal cuando le pegan tantos golpes. Los árbitros deben ser un poquito más duros".

Desde que Norberto Pitarch -hermano de Héctor- llamó a Buenos Aires y lo recomendó a las autoridades de fútbol amateur de River, al Cai le pasaron muchas cosas. Pollo incondicional de José Pekerman -flamante coordinador de la Selección mayor-, desde un primer momento no quiso saber nada con mudarse solo a un, para él, desconocido barrio de Belgrano, en donde vive ahora con su hermano menor Andrés y su hermana Laura. Es más: tuvo que llamarlo el propio Daniel Passarella para convencer a su papá Ricardo de que la idea no era tan alocada. Recién tenía 14 años. Después llegó el juvenil de José con títulos debajo del brazo, el guiño cómplice de Ramón Díaz, el despegue en Primera y la previsible mirada de los representantes, a quienes aún se les hace agua la boca. De todos (léase Caliendo, Aloisio, etcétera), Gustavo Mascardi resultó ser el elegido. Hacerse hombre. Cae la noche en Núñez. El vestuario de River aún se mantiene cerrado, aunque de tanto en tanto sale algún jugador. Terminó el día para Aimar. Después de tratarse con el kinesiólogo Norman Dionisio, y alertado sobre los periodistas que lo esperan para robarle una declaración, el pibe quiebra una vez más la cintura y se va anónimo por una puerta lateral. Unos minutos más tarde sería el propio Ramón el encargado de confirmar que Aimar no formará parte del plantel que irá a Jujuy. Se acerca Boca. Y él tiene la entrada asegurada. Aunque sea un superclásico prohibido para menores. Sí, los chicos crecen. Pero aunque él mismo asegure que "por ahora prefiero mirar dibujitos en el tiempo libre", comer las "milanesas a la napolitana" que cada tanto le hace mamá Estela y compartir tardes enteras con su gran amigo Ro-Ro, Pablito dejó de ser tal. Por fútbol, patadas y millones de dólares, día a día, se va convirtiendo, simplemente, en Pablo.

 

"El Mancini del 2000" Así definió a Aimar el dueño de la Lazio, Cragnotti. (22 de Agosto de 1999 - Asi lo veian desde Europa).

A Pablito Aimar le alcanzó con unos pocos destellos de su talento en el empate entre River y la Lazio para enamorar a Italia. Y el dueño del equipo romano, el poderoso empresario Sergio Cragnotti, abrió de par en par la puerta para la llegada del Cai: "Será el Mancini del 2000. Tiene clase, juega muy bien", dijo, comparando al cordobés con el actual "cerebro" de su equipo, el veterano volante Roberto Mancini. La repercusión por la calidad de Aimar tuvo espacios generosos en el ambiente futbolístico italiano. Así como el técnico de la Lazio, el sueco Eriksson, había dicho que "jugó como un campeón", el presidente del club romano se subió al carro de la euforia y reafirmó sus intenciones de comprarlo. Por eso, volvió a pedirle a los dirigentes de River la prioridad por su pase. Excelente oportunidad para que Fernando Hidalgo, un empresario que trabaja en el grupo de Gustavo Mascardi, aumentara unos millones la cotización del Payaso, cuya última tasación oficial fue de 15 millones de dólares ante un pedido del Parma, en mayo pasado. No fue lo único que dejó el paso de River por el Olímpico de Roma: "El partido nos sirvió como vidriera". La frase es de Javier Saviola, quien ya sueña con un futuro no muy lejano en Europa. Y también dejó su huella: "Esos enanos -dijo Eriksson sobre Aimar y Saviola-, son terribles". Ledesma y Franco la rompieron en el segundo tiempo. Tanto, que el técnico de la Roma, Fabio Capello (una voz autorizada en el fútbol mundial), calificó su juego como "grandísimo". Luego del partido contra la Lazio, el plantel tuvo la noche libre. De esa manera, los jugadores aprovecharon para hacer un paseo de comprar y un poco de turismo: visitaron el Vaticano, la Fontana di Trevi, el Coliseo y otros lugares históricos. El empate con la Lazio dejó un saldo positivo para el equipo de Ramón. Los pibes salieron de casa y su calidad entró por los ojos italianos. Y vuelven con todo a defender la punta del Apertura.

 

Aimar es el socio del silencio Afuera de la cancha casi ni se lo oye. Adentro, es el autor de las fantasías que después concreta en goles la dupla Saviola-Angel. (06 de Septiembre de 1999)

Si por él fuera, elegiría hacerse invisible ante los periodistas. Después de los partidos y los entrenamientos se va por una puerta distinta de la que los hace el resto de sus compañeros. ¿Timidez? ¿Perfil bajo? ¿Desinterés? No se sabe. Eso sí, como si tuviera una doble personalidad, cada vez que entra a una cancha provoca admiración porque se convierte en protagonista. Indefectiblemente se destaca porque es un jugador distinto. El socio del silencio es una definición exacta de Pablo Aimar. Autor intelectual de casi todas las jugadas que definen Javier Saviola y Juan Pablo Angel. Y pieza clave en este River que volvió a la punta. El buen momento del equipo de Ramón Díaz se apoya en el trío Aimar-Saviola-Angel. Uno solo de todos los goles que convirtió River hasta esta quinta fecha no fue marcado por ellos. Y si bien por lo general los que festejan son el Pibito y el colombiano, el Cai también anda derecho para el arco y acumula tres gritos en su cuenta personal. El conductor. Pero el cordobés no tiene la obligación de meterla, lo suyo es la creación. Con la ida de Marcelo Gallardo al Mónaco, Aimar se cargó la responsabilidad de ser el conductor de River. Y no le pesó la carga. Después de un comienzo del 99 para el olvido -no rindió en el Sudamericano Sub 21 de Mar del Plata y luego se lesionó- a fines del Clausura el Cai empezó a levantar el nivel. Y ya en el Apertura encontró en Angel y Saviola dos intérpretes de lujo para todas sus ideas.

 

CRUYFF ASOMBRADO POR AIMAR   (15-02-01)

El nuevo Valencia con Pablo Aimar impresionó a Johan Cruyff el miércoles con la calidad de su funcionamiento contra Manchester United en la liga de los campeones. " ha sido un rato largo puesto que he visto a un jugador tan prometedor, " Cruyff dicho. " usted puede ver ya que Aimar va a ser excepcional, " entusiasmado Cruyff dice. " él tiene calidad. " " él tiene enorme sentido, toma posiciones excelentes, hace jugar a sus compañeros hacia fuera de forma brillante y puede hacer cualquier pase" él continuó. " él tiene todo lo que se necesita para triunfar en Europa. Él es muy joven y necesidades madurarse pero él ya es bueno. Imagínese cómo va a estar en algunos años!. Sorprendido por la edad de Aimar, 19, había impresionado Cruyff, el presentador del programa holandés dijo: " viniendo de Johan ésta es alta alabanza. " " sí, solamente ha sido un rato largo puesto que he visto a un jugador tan prometedor, " contestó al capitán anterior de Holanda. Aimar firmó para el Valencia por un monto de £15 millónes a finales de enero, Barcelona e inter decepcionantes - quiénes eran también afilados a traerlos a sus clubes - y Cruyff es uno de un número de admiradores altos del perfil. Otra es capitán que gana de la taza del mundo y Barcelona anterior adelante Diego Maradona. " Valencia está tomando al mejor jugador de la Argentina, " él dijo una estación de radio en su patria pues Aimar terminaba su movimiento a España. " él hace todo lo que se necesita para triunfar en el balompié español. Si él se goza en la futbol que él traerá que tambien lo difrute a los ventiladores de Valencia, " él dijo. Y él hizo ciertamente una impresión en sus compañeros. " Pablo da claridad al ataque porque él es muy talentoso. Es seguro que en el futuro él ofrecerá marchas mayores de los partidarios, " dice Diego Alonso. El defensor italiano Amedeo Carboni era también entusiástico sobre lo que él había visto. " él actuaba como profesional aunque él tenía la responsabilidad de demostrar porqué Valencia había pasado tanto el dinero en él. Manchester United era el equipo peor a comenzar pero con él muy bien, " dijo.

WWW.ELCAMPEONDELSIGLO.COM